Mindfulness


¿Qué es el Mindfulness?; ¿Cual es su origen?; ¿Qué es un terapeuta mindfulness?

¿Qué es Mindfulness?

Hay un creciente interés por el Mindfulness. Es un término anglosajón con mas de 25 siglos de antigüedad, que en la lengua Pali se denominaba Satipatthana y que ha sido traducido al castellano como “atención consciente”.

En las últimas 4 décadas el interés ha crecido de forma imparable desarrollándose un número de investigaciones en todo el mundo que aumenta cada año (unas 20.000 anuales) y que arrojan resultados positivos hacia la práctica del Mindfulness, ya sea con fines terapéuticos o para aumentar el bienestar general, la satisfacción y disfrute de las personas. La neurociencia hace ahora mas visible los cambios que produce la práctica en los circuitos neuronales.

A pesar de su origen filosófico-religioso, su validación científica ha generado modelos que integran la práctica Mindfulness como componente principal de las intervenciones psicológicas y/o los tratamientos. Este es el caso de programas como: MBSR (Mindfulness Basado en Reducción de Estrés); MBCT (Mindfulness Basado en Terapia Cognitiva, que es un programa reconocido por las autoridades del Reino Unido e incluido en la Guía NICE- Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica) y ACT (Terapia de Aceptación y Compromiso).

 

PERO ¿qué es Mindfulness y para que nos puede servir?

Es una capacidad esencial humana y universal por lo que puede ser incluida en distintos campos de la psicología y de la ciencia.

De las definiciones que se han dado personalmente destacaría dos:

  • “Mindfulness o Atención Plena significa prestar atención de manera conciente a la   experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación”. Jon Kabat-Zinn (1994).
  • “Mindfulness es la capacidad humana universal y básica, que consiste en ser conscientes de los contenidos de la mente, momento a momento” Vicente Simón (2007). 

 

Cada vez hay mas evidencia científica que arroja datos a favor de la práctica de Mindfulness para reducir los niveles de depresión o la prevención de recaídas, los niveles de ansiedad, la vivencia del dolor, la atención, los problemas de insomnio, la sensación de falta satisfacción o disfrute en las actividades cotidianas, el rendimiento académico o laboral. Su practica parece aportar una mejora no solo en uno mismo sino en las relaciones con otras personas en cualquier ambito, en resumen, un aumento en la calidad de la vida en general, sean cuales sean las circuntancias personales.   

Si es “esencial humana y universal” ¿por qué hay que trabajarla, entrenarla o practicar Mindfulness?

Existen otras capacidades propias del hombre como el lenguaje, la escritura, etc. que se entrenan y desarrollan así que la pregunta sería ¿por qué no lo hacemos con el Mindfulness? Según las investigaciones la práctica de Mindfulness parece favorecer el desarrollo de las personas desde la niñez, pasando por la adolescencia, la vida adulta y en personas de edad avanzada.

La humanidad ha conseguido un desarrollo espectacular científico-tecnológico y sin duda nuestra sociedad disfruta de grandes avances que nos permiten tener acceso a mucha información, viajar en pocas horas cientos, miles de kilómetros, comprar comida preparada, congelada, comunicarnos inmediatamente por medio de fax, video conferencias, teléfonos móviles, etc con personas al otro lado del planeta. Hemos sido capaces de generar energía muy potente, de frenar y combatir enfermedades y tantas y tantas cosas que sería muy extenso de enumerar.

Con todo este desarrollo también se ha acelerado el ritmo de vida de las personas. Siempre hay alguna tarea pendiente del trabajo, de la familia e incluso hasta el ocio se presenta a veces como un estresante. La mente tiende a irse al pasado y al futuro de manera que la mayoría del tiempo funcionamos con el “piloto automático”. Funcionar de manera automática nos permite desarrollar varias actividades a la vez, que es muy útil en ocasiones pero hacerlo de forma generalizada hace que no prestemos atención a lo cotidiano y estemos ausentes de nuestra propia vida. Esto genera con el tiempo aumento en la sensación de estrés, de insatisfacción y de sufrimiento en las personas. Por un lado hay personas que acuden a terapia con alguna dificultad específica que aparece en un momento dado de su vida y que desean superar. Por otro lado, se está dando la paradoja también de personas que acuden a terapia manifestando no tener dificultades específicas pero si un malestar interno, bajo rendimiento, sensación de vacío o incapacidad para disfrutar en su día a día de aspectos cotidianos. La sensación de cansancio, pérdida de memoria, falta de atención y problemas para dormir parecen ser habituales.       

Con Mindfulness se entrena aquello que es esencial al ser humano, que es universal, que todas las personas tienen y que se demuestra científicamente como profundamente sanador, para volver a tomar contacto con la realidad, con el momento presente, reduciéndose el sufrimiento y ganando en bienestar.

 

¿POR QUÉ UN TERAPEUTA MINDFULNESS?

La práctica de Mindfulness por un terapeuta tiene efectos en tres aspectos diferentes:

  • El terapeuta a través de la práctica diaria desarrolla mayor contacto con su realidad personal, con su propio funcionamiento mental así como también un aumento en la capacidad de aceptación, de atención, observación y no juicio hacia sí mismo y hacia los demás.
  • En la terapia se genera una alianza terapéutica de gran calidad, mas fuerte y firme, entre el terapeuta y la persona tratada. Sin duda así se favorece el desarrollo de la terapia, el cambio, el tratamiento y los resultados siendo mejores, más rápidos y duraderos.
  • La persona que acude a terapia con un terapeuta Mindfulness desarrolla técnicas que le permitirán vivir su vida de una forma mas satisfactoria, adaptarse mejor a aquellos cambios vitales que se presenten y disfrutar de los beneficios que aporta mediante las prácticas que se proponen.

 

Mindfulness favorece la relación con uno mismo, con los propios pensamientos, sensaciones y emociones posibilitando que los beneficios alcancen también a las personas que nos rodean.